Descripción del proyecto

Cafetería La lectora

Cliente Grupo saen
Año 2018

#Naming #ArtDirection #Branding

Briefing y objetivos

Si eres un amante de los libros y el buen café, La lectora es tu sitio, más que una cafetería, este lugar es capaz de trasladarnos a través de su establecimiento, sus cafés y su amplia variedad de productos. Esta empresa gaditana se puso en contacto con nosotros para lograr crear una identidad que los diferenciara de cualquier local comercial que ofreciese café, puesto que el objetivo consistía en ofrecer una experiencia, no solo un producto. Nuestro público objetivo eran aquellas personas desde los 28 hasta los 50 años, aunque por el carácter de la cafetería fuese dirigido a todos los públicos. Centrándonos en personas con un poder adquisitivo medio-alto, con un nivel cultural alto, nuestro objetivo era llegar a los posibles clientes a través de la literatura.

00

Story-telling + branding

La emoción es lo que nos mueve a las personas, aquello que nos transmite y que nos hace sentir. Nuestro objetivo fue centrarnos en ofrecer esta empresa como algo más que una cafetería, queríamos crear una emoción en los clientes, cuando entraran a consumir en el establecimiento. Para crear el naming nos introdujimos en el concepto del turismo literario, que se centra en lugares de inspiración para muchos escritores a lo largo de las épocas, estos lugares se han convertido en lugares de visita por todos los acontecimientos que se desarrollaron en ellos. En la Lectora confluyen dos conceptos, la literatura con su capacidad de hacernos viajar a través de la imaginación, sin movernos del sitio. Y, por otro lado, los cafés refugios de escritores, “cualquier café, es un lugar admirable, la única asociación verdaderamente libre, igualitaria y limpia de dogmatismo, la institución más independiente” Gómez de la Serna (1986, Pombo). Desde su intoducción en Europa a principios del s. XVII el café se ha unido como elemento de la comunicación, ya en el s. XVI en Turquía se encontraron lugares, donde se charlaba mientras se tomaba café. Y, en España los cafés nacen de los mentideros, lugares al aire libre donde las personas se reunían para contar todo lo que les había sucedido. En conclusión, los cafés son puntos de encuentro donde nos reunimos, para intercambiar ideas. Hace unos años comenzaron a surgir las cervecerías, y con ello los cafés fueron desapareciendo por ello, nuestro objetivo era retomar la esencia que caracterizaba a estos establecimientos y hacerlos resurgir. En los últimos tiempo venimos observando la actual tendencia, que huye de la maxicomunicación y que añora épocas pasadas donde el contacto cara a cara era la base de las relaciones. En la actual época que vivimos donde las conspiraciones y los secretos abarcan la mayoría de nuestras conversaciones diarias, debíamos buscar un nombre que lograse vincular a los lectores, que los inspirase y a la vez que sea atrayente para el cliente. Los cafés literarios no han muerto y como expresó Benito Pérez Galdós en La fontana de oro estos tienen un gran protagonismo con sus reuniones clandestinas. Los lectores hoy en día son como los conspiradores, en una sociedad en la que la gente no lee y el analfabetismo se promueve en las redes.

2
8 1
9 1
10 2
1 1

Formulación

Para llevar acabo este proyecto nos inspiramos en los salones de las aristocracia francesa, espacios claves donde reflexionar sobre los temas públicos de forma privada, los cafés copiaron en su origen los patrones de esos conocidos salones. A la hora de realizar el logotipo creamos una “L” realizada a medida y con mucha personalidad a través de una tipografía contundente y capaz de captar nuestra atención. La “L” se caracteriza por la peculiar forma con la que la construimos. La “L” forma un libro con su marcapáginas, de esta forma tratabamos de simbolizar el hecho de que cada lector es único y peculiar. Los colores utilizados son el marrón que nos evoca a ese característico color del café, el amarillo que nos transmite sabiduría y conocimiento y finalmente el uso del color celeste en un tono pastel que nos aporta seguridad y tranquilidad. Para el interior del local nos decantamos por seguir con la línea de la añoranza, y tratamos de mostrar mediante distintos toques ese estilo vintage de los antiguos cafés literarios.

5 6
3 1
11 1
4 1
7